Trekking al Cerro Quijada - 5 de agosto de 2018

Actividades realizadas - Últimas

 “Las montañas por sí mismas no significan nada, son sólo rocas y hielo. Quien les da vida es el ser humano al hablar de ellas, al vivirlas les da entidad”. Alexei Bolotov

Día especial para realizar un trekking, un día especial para cualquier persona que disfruta de una caminata por las sierras, de un mate en una cumbre, del frío aire de las alturas. El 5 de agosto se conmemora el Día del Montañista, y como no podía ser de otra forma, los locos por las alturas salimos en busca de un poco de aventura.

Como de costumbre, el punto de encuentro inicial para nuestra aventura fue el ya conocido puente Favaloro, de a poco se fue armando el grupo, listos para festejar nuestro día como buenos senderistas: en las sierras. Junto con el nacimiento del sol, nuestros pies se enfilaron por el camino para alcanzar la cumbre del día, casi olvidando que aún es invierno, ya que no pasó mucho tiempo para que varios comenzaran a quitarse el exceso de abrigo.

fila1

El ascenso no tuvo mucha dificultad y el grupo, apoyándonos en cada paso, logró llegar a la cumbre sin problemas. Allí, nos encontramos con viejos amigos de la montaña y el sol, radiante en lo alto, era el día perfecto. Aprovechando que era temprano, teníamos el clima a nuestro favor, nos tomamos el tiempo suficiente para recargar nuestras energías luego del ascenso (sí, comer; y sí, nos tomamos casi 3 horas de tiempo de recarga. A mi criterio, faltaba una horita más).Panza llena, corazón contento dicen. Bajamos, más que contentos, felices de haber alcanzado otra vez la cumbre de este cerro tan hermoso. Obviamente esperando regresar, y que él nos reciba siempre de la misma forma.

Queremos agradecer a las 70 personas que asistieron a esta salida, gracias por confiar en este grupo, y gracias a la comisión directiva del club y a todos aquellos que colaboran siempre con estos pequeños proyectos.

Vamos por más! Una pequeña reflexión sobre la montaña, de la mano de Carlo Clerici (espero que sus palabras los abracen, como me abrazan a mi).

Qué me enseñó hasta aquí la montaña?

“Aprendí a conocerme, algo más en mi cuerpo y mucho en mi espíritu.Sabía que tenía un alma, pero no la conocía, la montaña me la presentó. Aprendí a dar siempre un paso más, y en ello la diferencia entre quedarse donde uno está a seguir andando es equivalente a sólo permanecer que perdurar. Viví la solidaridad en una manifestación simple como el acto desinteresado del compañero que te hace sentir su presencia cuando más la necesitas. Dimensioné la omnipotencia de la naturaleza y en su energía cósmica la finitud individual que nos saca del centro del universo. Concreté sueños en la vivencia, que la ilusión previa en visualizarlos es la antesala a materializarlos. Qué me dejó la montaña? Además de lo que aprendí y todo lo que me resta aprender, me dejó amigos y vivencias, encordados entre sí. Como digo siempre, esos instantes bellos en alguna montaña acompañado de un amigo, los que hoy se desparraman por tantos lugares.” Carlo Clerici

 

Agustina Tello

grupal

Fotos:Kari Franzi

Ver fotos en facebook

 
19989050_356651461424406_1731675737_n
Compartir en Facebook

logoFB